Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

Mel aguanta, que el pueblo se levanta

20091011052805-zelayabrasil1.jpg

Ida Garberi *desde Honduras


“La historia nos ha indicado que el camino de avance nunca es llano, pero que un pueblo uMel aguanta, que el pueblo se levantanido, que toma el destino en sus propias manos vencerá, sin ninguna duda, todas las dificultades, creando continuamente grandes epopeyas históricas "
Hu Jintao

El 28 de junio de 2009 pasó lamentablemente lo que muchos pensaban que podría suceder en cualquier país progresista en América Latina: en Honduras, un golpe de Estado de los empresarios fascistas y de los líderes militares vendidos al dinero vil, sin respecto de la Constitución a la cual juraron lealtad, ha secuestrado al presidente elegido democráticamente por el pueblo, Manuel Zelaya Rosales, llevándolo a la base de EE.UU. en Palmarola, en Honduras, y de allí a San José de Costa Rica.
   Después de tres meses y medio de los acontecimientos, he tenido el gran honor de hablar personalmente con el presidente traicionado, y sitiado en la embajada de Brasil, donde está viviendo con su esposa y sus 60 fieles compañeros.
   “Tu llamada me nutre mucho espiritualmente, nos alimenta mucho a todos los presentes aquí, gracias de todo corazón por el aliento de todos los revolucionarios del mundo que están apoyando al pueblo de Honduras después del terrible golpe fascista y les envío un fuerte abrazo”, me dijo Manuel Zelaya por teléfono.
   Cuando secuestraron Zelaya, todo el mundo “se quedó con la boca abierta”, con un sabor amargo y desagradable, que recordaba el trágico 11 de septiembre de 1973 en Chile, y que empezó a caer en nuestras gargantas.  Fue una sensación rápida, con ardor en los ojos, en la nariz, en la garganta, como la que provocan los gases lacrimógenos a la población hondureña, mientras la reprimen injustamente, cuando exige el retorno de su presidente.
   Una vez más, los yanquis piensan que pueden destruir en unas horas, como si fuera un poco de basura, lo que un pobre pueblo, pero honesto y tremendamente solidario, construyó.
   Ellos, los yanquis tienen su mente todavía en los años 70’, cuando un golpe de Estado en Honduras paralizaba el país durante sólo medio día: si sucedía por la mañana, ya en las escuelas por la tarde todo regresaba tranquilo y las tiendas habían reanudado su ritmo normal, los ricos salían a ganar dinero y a robar, y los pobres a pagar.
Pero algo esta vez palpitó en el pecho y en la mente del pueblo hondureño y dijo: ¡BASTA!
   Es cierto que ningún país extranjero ha reconocido al nuevo gobierno de facto de Roberto Gorilletti, perdón Micheletti, (excluyendo Israel, que sabemos que no brilla por la democracia, la objetividad  y la solidaridad, un país donde su gobierno sionista no tiene miedo matar a sangre fría mujeres y niños palestinos desarmados, cuyo único delito es sólo creer en otro Dios); es cierto que los organismos internacionales como la ONU y la OEA categóricamente condenaron el hecho, pero, el verdadero protagonista de este proceso revolucionario totalmente nuevo, es absolutamente el pueblo hondureño.
En un momento, después de aquel 28 de junio, como por arte de magia, algo sacudió la conciencia de los hombres y las mujeres de Honduras de buena voluntad, la gente que hasta el día antes no estaban interesados en la política, han decidido salir a la calles y decir “no” al golpe de Estado.
   El presidente elegido democráticamente, Mel, como lo llaman cariñosamente sus seguidores, logró regresar a su país sólo el 21 de septiembre y en modo clandestino, para esconderse en la embajada de Brasil.
Durante este tiempo, el Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado ha llevado la lucha del pueblo en las calles y no se paró ante la terrible violencia de los militares y de los policías que golpearon, violaron y asesinaron sin descanso... pero sin ningún éxito. Nadie se rindió, de hecho, a más violencia, la gente respondió con más fuerza incorporándose a la resistencia.
   Y todas estas maravillosas manifestaciones fueron pacíficas, la violencia sólo y siempre fue del régimen de facto.
   En este clima de inestabilidad, violencia, lucha, esperanza, confianza, mientras que la situación del estado de sitio elimina cualquier garantía constitucional para el pueblo hondureño, yo pude comunicarme con Manuel Zelaya, mientras está viviendo en la embajada de Brasil.
   Es un hombre muy positivo, me trasmite su optimismo a pesar de la situación diciendo que él cree firmemente, que tiene fe en la humanidad, aunque exista el mal, el cree que florecerá el bien común y el espíritu de justicia. Me dice que en la embajada la situación es crítica, debe dormir en el suelo y con las raciones de alimentos muy escasas.
   “Todo esto parece algo muy pequeño, cuando pienso cuanto tiene que sufrir mi pueblo y el sacrificio de mi gente”, dice.
   Confesó que su fuerza proviene del pueblo hondureño que supo cómo luchar contra este terrible zarpazo que le dio el golpe de Estado, del hecho de que, el ejemplo de este momento histórico en Honduras, la lucha de un pueblo en revolución en forma totalmente pacífica, espera pueda ser un ejemplo trascendente para que esto nunca vuelva a suceder en América Latina.
   “Desde el primer momento de mi candidatura, luché por el desarrollo económico de Honduras, con menos pobreza y menos desigualdad, y eso me hace orgulloso de saber que la gente ha comprendido y defendido sus logros sin ser pisoteados por la oligarquía y la élite militar; mi meta de despertar a las masas, de quitarle la venda de los ojos y crear una conciencia colectiva para evitar el saqueo de Honduras, fue alcanzada”.
   Cuando le pregunto si cree que el pueblo tiene ya vencido a Micheletti y que el no quiere reconocer que perdió en todos los frentes y no logró doblar a nadie, Zelaya me dice estar de acuerdo y añade que, lamentablemente, un golpe nunca deja nada bueno a la gente, lo hace volver a los períodos más oscuros y sólo las revoluciones conducen al progreso.
   “No tengo fe en el tirano, aunque más critico a los que le dieron el palo a este loco, ellos son el problema, porque los grupos fascistas son ambiciosos de poder económico y ahora también del poder político, detrás de ellos hay las multinacionales, que tienen un monopolio sobre todos los bienes, todos los alimentos y todos los servicios. Micheletti es solamente un intermediario, está sólo haciéndonos pasar vergüenza y ensuciando el nombre de su familia”.
   Interrogado sobre la mesa de diálogo, dijo que no tenía mucha fe en las negociaciones, que son un instrumento de la civilización, “pero creo que ahora sólo hacen retrasar las cosas”.
   “No me mal entienda,  no le tengo miedo al tiempo, de hecho, el tiempo para nosotros se detuvo el 28 de junio, y todo lo que ha sucedido después fue la demostración de nuestra fuerza, lo que somos capaces con este movimiento de maravillosa resistencia pacífica”.     “Tampoco puedo creer en la voluntad política para resolver la situación de aquel que se mancha con un golpe de estado, con las manos manchada de sangre, exactamente como el que roba, secuestra, viola, no tengo confianza en su buena fe”.
   Concluyo mi entrevista con Mel preguntando si cuando todo se terminará y la gente podrá reclamar una asamblea constituyente (que es la razón por la que se produjo el golpe, porque los oligarcas fascistas no quieren un cambio de la Carta Magna a favor del pueblo) será “un delegado que le ayudará a escribir esta nueva página en la historia de Honduras”.
   “El resultado de la pesadilla de todo esto, puede ser sólo una victoria del pueblo y una derrota para el golpe, no sé cuándo va a suceder, creo que se retrasará todavía, por todas las dificultades que están creando. Voy a seguir acompañando a mi gente y todo lo que me queda para darle será suyo, a mi gente maravillosa en la revolución con la que quiero seguir trabajando, mantenerme a su lado”.
   “Para resolver la crisis, necesitamos aún más medidas de las organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas, deberían aplicar más energía y la gente tendrá que mantenerse firme en sus posiciones, siempre en resistencia, haciendo un gran sacrificio, pero no será en vano”.
   Saludo el Presidente deseándole que lo más antes posible pueda volver a las condiciones de vida y de trabajo de acuerdo a su alta dignidad y termino parafraseando a Pablo Neruda en su poema dedicado al padre de la patria de Honduras, Francisco Morazán. ... “Invasores llenaron tu morada.
Y te partieron como fruta muerta, y otros sellaron sobre tus espaldas
los dientes de una estirpe sanguinaria, y otros te saquearon en los puertos
cargando sangre sobre tus dolores.
Es hoy, ayer, mañana? Tú lo sabes.
Hermanos, amanece. (Y Morazán vigila.)”

* la autora es la responsable de la página web de Prensa Latina en italiano

10/10/2009 23:28 Ida Garberi Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Honduras: Wendy Avila vive y la lucha sigue, sigue

20091024020319-edwinwendy1.jpg

Ida Garberi*, desde Honduras

 

“Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente,
que la reseca muerte no me encuentre
vacío y solo sin haber hecho lo suficiente”.
León Gieco

 

  

Existen hechos concretos, no sólo sentimientos o sensaciones, son los actos cotidianos de la vida, aquí, en Honduras, que me estan haciendo confirmar mi opinión acerca de la raza humana, a seguir creyendo que realmente podemos crear un mundo mejor.

 

Aquí, en América Central, en la tierra de Morazán, estoy conociendo la solidaridad más inmensa que he encontrado en mis 44 años vividos entre una península europea erróneamente llamada “el hermoso país” (gracias a Berlusconi sólo puede ser descrito como “una republicucha de opereta”) y una isla heroica, Cuba, que es sin duda la responsable intelectual de esta revolución maravillosa de Centroamerica.

Un pueblo, que un día antes del 28 de junio pensó que podía aplicar su poder ciudadano, otorgado por su Presidente democráticamente electo, Manuel Zelaya Rosales, se encontró de repente en frente a los gorilas vestidos de soldados, dispuestos a pisotear todo los derechos constitucionales, incluso lo más básicos.

He decidido acercarme a lo que está sucediendo en el tercer país más pobre de América Latina, y así, gracias a mi compañero de Prensa Latina, Raimundo López, que me ayudó en los contactos y me hizo comprender muchas cosas, dejo mi Cuba querida hacia Honduras. 

Esperaba poder asistir al Primer Encuentro Internacionalista contra el golpe de estado y por la asamblea nacional costituyente en Honduras, organizado por el Frente Nacional contra el golpe de estado (una fuerza de resistencia que une a todos los ciudadanos hondureños de buena voluntad, pertenecientes a partidos políticos como el Liberal o Unificación Democrática, así como los movimientos indígenas como el COPINH y sindicales), pero, por desgracia, el tirano Micheletti, decide decretar el estado de sitio.

Los organizadores están obligados a suspender temporalmente esta conferencia por los peligros de represión de los golpistas, que no se preocupan por nada cuando masacran: en este caso, el color del pasaporte no hace ninguna diferencia.

Mi reacción no se hace esperar, informo a Juan Barahona, uno de los principales dirigentes del Frente Nacional, sobre mi deseo de explorar la situación en el país, sin querer crear un problema para el Frente, con la esperanza de que mi trabajo periodistico pueda aportar un granito de arena.

Su respuesta llena de calor mi corazon: Juan me dice que en Honduras hay  muchos problemas económicos, pero !la solidaridad sobra!

Efectivamente, llegada al país centroamericano, fui acogida en una familia maravillosa, que es parte de la resistencia y que nunca quiso un centavo por mi estancia.

El primer día de mi presencia en Honduras, tuve la suerte de que era un domingo, día en que los rebeldes contra el golpe de Estado hacen una Asamblea General semanal, en el siempre beligerante STIBYS (Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares) y llegué a conocer, desde el inicio, los principales protagonistas de esta gran lucha por la libertad.

Sin querer ofender a toda la gente maravillosa que encontré, la persona que me dió el impacto emocional mas fuerte fue Edwin Espinal, un joven imponente y tristemente bello, que quise conocer por su historia comovedora.

Edwin es el marido de Wendy Avila, una de las jóvenes víctimas de este gobierno asesino. Esta joven pareja, él de 30 años y ella 24, siempre se han desempeñado en las organizaciones sociales. Wendy, que era una estudiante de Derecho en la Universidad Tecnológica de Honduras, ayudaba tambien a la alfabetización de los menos afortunados de su colonia (barrio).

Desde los primeros momentos de este terrible golpe de estado se incorporaron a la resistencia, entregando todo el entusiasmo que dos jóvenes llenos de vida pueden donar con sus ideales.

Edwin ha aceptado un papel difícil en la resistencia, porque, siendo motociclista, con un grupo de unos 50 amigos, precede las pacíficas marchas interminables del Frente, con el fin de proteger a los manifestantes, deteniendo el tráfico para dejarlos pasar y obstruyendo la represión policial.

Es una posición peligrosa, porque los primeros son los más afectados por la cínica policía y los que respiran más los gases lacrimógenos.

Wendy, lamentablemente, era asmática y su salud se estaba deteriorando a causa de la inhalación de estos gases tóxicos que los militares lanzan contra la multitud indefensa sin piedad.

Edwin estaba tratando de persuadir a su esposa a quedarse en la casa, en los últimos días, pero Wendy no podía aceptar abandonar la lucha: quería estar presente en el día de la victoria final.

“El hecho es que desde el terrible 28 de junio toda la gente con conciencia tuvo que bajar a las calles para rebelarse contra la violencia enorme que nos habían hecho, nos quitaron la primera posibilidad que hemos tenido en la historia de Honduras, del derecho a una oportunidad de desarrollo igualitario”, dice Edwin.

“Pero ahora tengo una tarea más: el recuerdo de Wendy, su lucha con el pueblo y por el pueblo no puede y no debe borrarse de la mente de los hondureños y de todos los revolucionarios del mundo”.

Antes de empezar la entrevista, no sabía cómo iba a reaccionar  Edwin, por el sufrimiento de una muerte tan reciente que todavía no ha sido capaz de interiorizar, la ira, la impotencia, las mentiras que tuvo que enfrentar, que no han permitido todavía metabolizar el gran vacío que ahora está a su lado.

Estoy profundamente impresionada por la fuerza interior de este joven, quien me cuenta su historia con calma y con un tono firme y decidido de la voz, los músculos faciales son casi inmóviles, sólo lágrimas silenciosas que caen de sus ojos color de la miel, revelan el huracán que está trayendo en su corazón.

Al verlo, pienso en las familias de las otras 22 personas matadas por el tirano Goriletti, los heridos, los violados, física y moralmente, en toda esta violencia gratuita que está afectando al movimiento de resistencia pacífica: ellos, los rebeldes, serian merecedores del Premio Nobel de la Paz !!

Edwin accedió a contar su tragedia, para denunciar lo que los golpistas se niegan a reconocer a los 120 días de resistencia, porque todo el mundo sabe que Micheletti es un asesino loco, un hombre sin alma que cree que puede detener el poder del pueblo con armas.

“Ningún gobierno puede durar mucho tempo sólo con la fuerza, la comunidad internacional es testigo de nuestra lucha pacífica y de que ninguno de nosotros nunca se rinde ante tal brutalidad, porque sabemos honrar a los muertos, como mi querida Wendy" -dijo Edwin.

Luego, la ira sale de sus ojos mientras afirma que los gorilettis han comprado los médicos que atendieron a su esposa antes, y el medico forense despues, para que digan que Wendy había muerto por el virus de la influenza A H1N1, un absurdo, ya que ninguno de los más cercanos a ella habían sido infectados, una forma de actuar que demuestra la cobardía y el miedo de los autores de este terror, los animales ahora estan asustados porque la justicia inexorable caerá sobre ellos cuando retorne el orden constitucional en el país.

“Pueden creer que actuando así todo queda olvidado, pero se equivocan, para los golpistas, para los que han violentado el orden constitucional del país, para los que han perturbado el orden democrático en Honduras no habrá perdón ni olvido”, me dice Edwin categóricamente.

“Gracias a la labor realizada por nuestro presidente constitucional, Manuel Zelaya Rosales, descubrimos que también nosotros podemos tener la oportunidad de un desarollo social justo y sostenible. Usted que tiene el honor de vivir en Cuba sabe muy bien que esta isla del Caribe ha sido, es y será siempre el faro de América Latina. Gracias a ella, su heroica resistencia contra el imperialismo, los otros países hermanos han sido capaces de desarrollar este movimiento maravilloso del siglo XXI. Cuba nos ha hecho respirar la posibilidad de ser capaz de resistir a un enemigo mucho más poderoso que nosotros mismos.

Mi pueblo está luchando día a día por un mundo mejor, por esta lucha Wendy llegó al maximo sacrificio, siguiendo los ideales y los sueños del Comandante Che Guevara y deseaba visitar Cuba y darle la mano al Comandante en Jefe Fidel Castro.

Ahora ella ya no puede hacerlo, pero espero que puedan llegarle mis saludos y todo mi respecto”.

Doy las gracias a Edwin por estas hermosas palabras, ademas estoy completamente de acuerdo y me conmueven profundamente.

Y ahora, puede ser que me deje llevar por la ira y por la impotencia ante la situación, pero en este momento preciso me acuerdo de la historia de Italia y pienso en otro dictador asesino (Mussolini), y me gustaría enviar un mensaje de advertencia al usurpador Micheletti: tenga cuidado, porque esta inmensa multitud que hasta ahora sólo ha sido guiada de sentimientos de amor, pudiera cansarse y decidir que la única posición correcta para el jefe del golpe de Estado sería con la cabeza para bajo, al revés, colgado en el Parque Central, frente a la estatua de Morazán……

 

 

* la autora es responsable de la página web en italiano de Prensa Latina

  

23/10/2009 20:03 Ida Garberi Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

“Honduras es un gran campo de lucha”, Juan Barahona

20091030210703-barahona1.jpg

Ida Garberi *, desde Honduras

 

 

“Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”
Ernesto Che Guevara

 

Sé que quizá voy a parecer repetitiva, sin embargo, las asambleas dominicales en el STIBYS (Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares) en Tegucigalpa, pueden excitar hasta la persona más fría de la Tierra.

Son una explosión de alegría resistente, de cantos, de consignas, de los alimentos preparados con amor por manos voluntarias para permitir subsistir a todas las personas en la resistencia.

Y es aquí que conozco personalmente a Juan Barahona, coordinador general del Frente Nacional contra el golpe de estado en Honduras, quien desde la epoca de la secundaria, cuando todavía era un adolescente, ha dedicado toda su vida a luchar por los pobres, para los más humildes.

Este movimiento del Frente Nacional, que coordina, me sorprende por su capacidad aglutinante, que ha sido capaz de llegar a un acuerdo con las fuerzas progresistas, las mismas que antes del 28 de junio, habian sido incapaces de conversar como iguales.

Al hablar con Juan, un hombre lleno de optimismo y buen humor, las canciones de la Resistencia son el trasfondo en mi grabadora, la banda sonora de estos días históricos, dolorosos, llenos de esperanza, pero también de sufrimiento, de ira y de impotencia frente a la violencia gratuita por parte del gobierno de facto de Gorilletti, perdón, Micheletti y sus lacayos complacientes.

“Honduras, el pueblo está contigo ... ... .. Honduras, un pueblo que no calla ... ... Honduras resiste a la batalla ... .... para que vuelva José Manuel Zelaya”, son las palabras del himno de la Resistencia , escrito y regalado al pueblo hondureño por Abiayala, una agrupación de venezolanos, una forma de ayudar a los rebeldes a luchar contra el terrible y violento golpe de Estado del 28 de junio que secuestró en su país  al presidente democráticamente electo, Manuel Zelaya Rosales.

Juan Barahona, me dijo que el Frente Nacional contra el golpe de Estado nació exactamente el 29 de junio, mientras que el pueblo hondureño estaba en plena revuelta en las calles, todavía sacudido por la acción violenta que ha alterado el orden  constitucional, y sin embargo, ya habian decidido que la lucha para el regreso del Presidente y la Asamblea Constituyente no se detendrá hasta la victoria.

Aquel dia de junio la gente empezó a darse cuenta de que necesitaba una estructura que le permitirá poner en práctica la coordinación, que en la actualidad incluye todos los sectores populares como los indígenas, los maestros, las feministas en resistencia, la población negra “Garifuna”, médicos, sindicalistas, campesinos, trabajadores, una parte de las pequeñas y medianas empresas, jóvenes y estudiantes, un sector de la Iglesia católica y evangélica contra el golpe de Estado, los artistas contra el golpe de estado, los abogados contra el golpe de Estado, y construir la estrategia para hablar con la Coordinadora del Partido Liberal contra el golpe de Estado y con el Partido Unificación Democrática.

Personalmente, me interesa mucho cuando Juan Barahona me dice que la estrategia del Frente se basa sobre una estructura horizontal, participativa, más típica de los movimientos sociales que de los partidos políticos tradicionales, la gente está cansada de la elección de representantes, que son corruptos, que no mantienen ni las promesas  hechas en la campaña electoral y ni sus compromisos con los electores, una vez elegido, y después de obtener su "pequeño" espacio de poder.

El hecho nuevo es que incluso algunos de los partidos políticos tradicionales, estan de acuerdo con el cambio y en el trabajo codo a codo con el Bloque Popular, el grupo del Frente que contiene la parte del pueblo que no partenece a partidos politicos.

Juan me dice que el golpe no los tomó  por sorpresa, la rapidez de la organización se debe también a una amplia labor en los barrios y lugares de trabajo, asambleas populares que sirvieron para informar y preparar a la población, han permitido una difusión a livel nacional del Bloque Popular, nacido el 2 de mayo de 2000, con la característica de ser un anti-movimiento, anti-sistema y anti-modelo.

La confrontación con el gobierno neoliberal ha sido muy difícil desde el principio y en agosto del 2003 el Bloque Popular ya había “ganado la calle”, y logró llamar a una huelga nacional en la capital, un fenomeno que fue capaz de paralizar las cuatro entradas de la ciudad. Un papel importante en el bloque es hecho por la Coordinadora de Resistencia Popular, que reúne a todos los movimientos sociales.

En otras ocasiones todo el país ha quedado paralizado por los bloqueos de las carreteras principales de Honduras.

Una cosa que me impresiona mucho es que la comunidad rebelde considera a Zelaya como un líder indiscutible. Justo antes de la conversación con Juan, el presidente democráticamente electo y sitiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, desde el 21 de septiembre, llamó por teléfono a Barahona y saludó a su pueblo, entre innumerables muestras de afecto y gritos de alegría.

“Debemos seguir gritando nuestras verdades, están tratando de silenciarnos para perpetrar sus crímenes con impunidad, pero no lo podemos permitir, yo soy la solución al golpe de Estado, no el problema, como dice Micheletti", dijo Zelaya.

Y realmente creo que, lamentablemente, la comunidad internacional no actúa con suficiente firmeza para conseguir una solución democrática; por ejemplo, una delegación de la Unión Europea que se reunió para firmar un Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y Europa, ha preferido conocer en ¡Costa Rica !, lo que está sucediendo en Honduras: nada mas se preocupan por resolver el problema del contrato sobre el banano y no acercarse demasiado a los rebeldes, por temor del contagio de una extraña fiebre progresiva.

Tal vez el "morbo" de la izquierda que nos haga un milagro, y llegado en los países del primer mundo pueda (quizás!) despertar, por ejemplo, el pueblo italiano, apático y imbecil frente a muchos canales de televisión propiedad del “espicoenano” primer ministro, que me disculpen, Berlusconi .

Intrigada y fascinada por el apoyo al Presidente, me pregunto si el Bloque Popular, había apoyado a Zelaya desde el comienzo de su campaña electoral, y sinceramente Barahona me explica que la gente estaba desconfiada de su procedencia burguesa y se acercó a él cuando se dio cuenta de hechos concretos como la reducción del precio de la gasolina, la apertura al ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y, especialmente, el aumento del salario mínimo.

Después de esto, cuando Mel Zelaya, como cariñosamente lo llaman sus partidarios, sugirió la encuesta de las cuarta urna (para saber si la mayoría de la gente en Honduras quería convocar una asamblea constituyente), ya todo el movimiento estaba dispuesto a seguir juntos. Y como Juan dice, "estamos dispuestos a continuar esta lucha pacífica hasta el resultado final, como lo demuestran nuestros mártires, que no se murieron en vano".

Y mientras que Juan pronuncia esta frase, un rebelde del Frente lo oye y me grita en la grabadora una de la tantas consignas, para reafirmar: “Sangre de mártires, semilla de libertad”.

Pero toda esta energía, esta convicción y esta gran dedicación absoluta a esta nación, como ha comenzado en Juan?

El dirigente sindical, con su sonrisa franca y honesta, me dice que desde la secundaria era un muchacho militante.

Asistió al Colegio más grande no sólo en Honduras sino también en toda América Central, el Instituto Central Vicente Cáceres y aquí a parte de los temas de estudio, confiesa que él también aprendió a luchar en la calle per defender sus derechos de  estudiantes. "Este instituto es famoso por haber formado los líderes que lucharon por las causas justas de los 70 y 80 y continúan hoy en la batalla, puesto que está en Resistencia, estan enseñando a sus estudiantes a preservar la escuela pública y tienen que tener la fuerza, valor y valentía  para defender su país y solicitar una nueva nación”. Y mientras que Juan está hablando conmigo, creo que es realmente invidiable la fuerza de este ombre, que cumplió 55 años,  recientemente, el 12 de julio, y no pudo celebrar tranquilamente con su familia porque él estaba en la calle de la Resistencia , pero a cambio fue acompañado por el afecto de todo un pueblo.

Fijo mi mirada en la gorra con la imagen del Che Guevara, un símbolo de Barahona, que permite reconocerlo en forma rápida entre los cientos de "caminantes", como llaman a la gente en la resistencia, cuando nos encontramos en el lugar de reunión todas las mañanas.

Un símbolo tan emblemático que, en el diálogo entre las dos delegaciones, una de Zelaya y la del golpe de Estado, que tuvo lugar en un hotel a cuatro estrellas y muy snob, ha sido parte de su attendo y el compañero Barahona no ha abandonado el Che Guevara y sus jeans fieles; por eso fue apreciado áun mas por los miembros del Frente.

Cualquier líder de un movimiento es amado por sus seguidores, por supuesto, cuando es coherente con sus ideales.

"Compañera, si usted tiene puesto este broche de Mel debe estar en la resistencia, entonces por favor, dile a Juan Barahona, que me conmovió cuando vi cómo estaba vestido en el hotel de los ricos, aún más porque no tenía saco y corbata y el Che Guevara estuvo presente en el diálogo, le dice que la gente lo quiere, porque no le interesan las convenciones vacía ", dijo un taxista mientras me llevava a la casa donde estaba .

Cuando le digo lo que pasó, Juan me mira con su amplia sonrisa y él me dice que “me siento feliz cuando la gente comprende plenamente la forma de aplicación mia, siempre del lado de la gente”.

"Querida amiga, me alegro de que nos acompañe en estos momentos tan difíciles, la prensa internacional progresistas es la que nos permite vivir, tener una voz gritando en los oídos de los sordos del mundo, el tirano está tratando de tirarnos al olvido, al silencio, que nadie sepa las violaciónes, la tortura, los abusos de poder que está soportando el pueblo hondureño ".

"Las cosas que han pasado han causado el hecho de que el pueblo hondureño siga en la calle, tambien después del retorno del Presidente Zelaya, tambien después de la formación de la Asamblea Constituyente , cuando se podrà lograr”.

“La gente hondena finalmente dio una vuelta de cambios en su vida, los hombres de hoy, los de después del 28 de junio, no son lo mismo que la gente antes del 28 de junio, hemos aprendido a luchar mucho más en estos últimos 4 meses que en los últimos 90 años. "

Despues, saludo Juan y le doy las gracias por la entrevista y le expreso el deseo de que su maravillosa gente pueda obtener el ritorno, más rápido posible, de su presidente democráticamente elegido y la formación de una asamblea constituyente, recordando las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro, que tratando del tema Honduras, dijo, “Hemos visto surgir una nueva conciencia en el pueblo hondureño. Toda una legión de luchadores sociales se ha curtido en esa batalla. Zelaya cumplió su promesa de regresar. Tiene derecho a que se le restablezca en el Gobierno y presidir las elecciones. De los combativos movimientos sociales están destacándose nuevos y admirables cuadros, capaces de conducir a ese pueblo por los difíciles caminos que les espera a los pueblos de Nuestra América. Allí se engendra una Revolución”.

 

 

*la autora es responsabile de la pagina web en italiano de Prensa Latina

 


30/10/2009 15:07 Ida Garberi Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris