Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuba-Italia: una nueva colaboración muy importante para las vacunas cubanas

20210727214919-medicos-cubanos1-k5sh-620x349-abc.jpg

Ida Garberi

 

 

 

"Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad".

José Martí

 

 

Hace casi dos meses tuve la suerte de reunirme aquí en Cuba con Michele Curto, presidente de la Agencia de Intercambio Cultural y Económico con Cuba (AICEC) quien me contó, en confianza, lo que se preparaba  entre el Instituto Finlay de La Habana y el Laboratorio de Virología del Hospital Amedeo di Savoia de la ASL Ciudad de Turín, centro regional de referencia para enfermedades infecciosas.

 

Debo confesar que pensé, en estos momentos difíciles para Cuba, mientras el enemigo yanqui utiliza todas las armas posibles para desestabilizar la isla caribeña, que  era una fantasía inalcanzable. Michele, como yo, es un soñador sin fin, capaz de seguir luchando por una causa justa contra viento y marea, como dicen  en Cuba.

 

Y, de hecho, lo consiguió.

 

Hoy es una realidad, como también declaró el Instituto Finlay en La Habana, el nacimiento de una colaboración, con la ayuda de AICEC, la Rete Sano Giusto e Solidale y las Embajadas de ambos países.

 

La vacuna cubana, en sus diversas versiones, se proyecta en una posición estratégica particular, es decir, como potencial herramienta de refuerzo en sujetos ya vacunados o que superaron infecciones espontáneas en el pasado. El candidato vacuna Soberana Plus completó los ensayos clínicos de Fase I / II en Cuba, los únicos estudios en el mundo diseñados específicamente para convalecientes de la COVID-19, y sus resultados demostraron su alta seguridad y inmunogenicidad (96% de presencia de anticuerpos específicos). Además, el ensayo fase III (Soberana 02) acaba de concluir en Cuba, que incluye tres etapas de inmunización, cuyos resultados preliminares consisten en una eficacia del 91,2% para enfermedad sintomática, 75,7% para infección y 100% para enfermedad sintomática grave y muerte. El siguiente paso consiste en verificar la capacidad de la respuesta inducida por la vacuna para contrarrestar las diferentes variantes circulantes. El Laboratorio de Virología del Hospital Amedeo di Savoia de la ASL Ciudad de Turín, Centro Regional de Referencia para Enfermedades Infecciosas, en colaboración con la Clínica de Enfermedades Infecciosas del mismo Hospital (Prof. Giovanni Di Perri), trabaja ahora para verificar las propiedades de neutralización de los sueros de sujetos cubanos vacunados.

 

Este estudio es necesario para comprender la capacidad de la vacuna cubana para contrarrestar el crecimiento viral in vitro de las diferentes variantes que circulan en el planeta.

 

Como ciudadana italiana residente en Cuba, creo que hoy se certificó un momento histórico muy importante, donde mi patria demostró que sabe ser agradecida, ya que durante la primera ola epidémica la red hospitalaria de Turín hizo uso del apoyo de médicos y enfermeros cubanos de la Brigada Henry Reeve, y ahora se renueva la colaboración en el campo de las vacunas.

 

Es un bálsamo para mi alma saber que hay personas que tienen en sus manos decisiones importantes y saben reconocer que, como decía José Martí, “Patria es Humanidad”, ¡gracias Italia!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris