Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Dónde van los angeles cuando mueren?

20130312201843-celiachavez.jpg

¿Dónde van los angeles cuando mueren?

Ida Garberi*

“Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden
la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien
se acerca, se enciende".

Eduardo Galeano


En junio del 2008, Celia Hart Santamaría, hija de Haydée Santamaría y
Armando Hart, en un momento de desamor con el Comandante Chavez,
escribió en un artículo, en carta enviada al presidente venezolano, “Y
acá no le voy a decir Presidente ni una sola vez. Porque mi reflexión es
con el camarada Chávez, al que considero un puntal para la victoria de
Nuestra América. Este camarada por el cual he sido feliz o desgraciada
hasta los límites últimos de la palabra dado el caso”.

Celia fue una partidaria de Chávez, la relación con el presidente
venezolano fue una mezcla de amor revolucionario y rabia, a veces
impetuosa cuando no entendía el por qué de algunas tácticas políticas.

Hoy, en marzo del 2013, ni quien inspiró estas palabras ni quien las
escribió están físicamente con nosotros. Los dos nos dejaron con un
enorme dolor en el corazón……demasiado pronto, nos abandonaron, demasiado pronto, “nuestra querida, contaminada y única nave espacial”, como cariñosamente el periodista venezolano Walter Martínez, llama nuestro planeta tierra.

Eran auténtica y auténtico, hasta el tuétano.

Hablaban siempre con el corazón en la mano, sin hipocresías ni
cursilerías. La verdad siempre es revolucionaria, tanto en las buenas
como en las malas, parecía ser su consigna.

Celia tenía una inmensa fé en el Comandante venezolano, por exemplo, en
mayo del 2007, en el artículo “Reflexiones trotsko-guevaristas de una
cubana (I Parte)”, decía: “Les quiero comentar mejor mi felicidad
contenida por las declaraciones del Comandante Chávez en el Aló
Presidente del 23 de abril de este año (2007).

Ese domingo inesperadamente Hugo Chávez reconoce la necesidad de León Trotsky para los procesos revolucionarios actuales. A partir de ahí me he sentido mariposa en pleno vuelo de Mayo. Una mariposa cargada de
optimismo y tan hinchada de fé, que apenas puede desplegar sus alas.

Quizás estemos en los primeros pasos de convocar a la Compañera
Revolución del mundo...y que los Posada Carriles y los Bin Laden
pertenezcan a la prehistoria humana.

Después del espantoso 31 de Julio del 2006, cuando el verde olivo de mi
Comandante se me ausentó, sólo este Aló Presidente me devuelve toda la
pertinencia de la revolución cubana, a la cual veo alargarse y
profundizarse cada día más en el rojo de la revolución bolivariana y de
su empeño socialista...Empeño acabadito de estrenar.

Parecería que Chávez, además de toda su faena luchando con su pueblo
contra el Imperialismo; fortaleciendo su economía y la de sus aliados;
enfrentando a la contrarrevolución interna; haciendo volar sueños,
temores y polémicas... incurre en la misión de espantar mis fantasmas y
mi eventual desaliento.

Su arma esta vez fue León Trotsky y su programa de transición...Para
una trotsko-guevarista cubana, lagrimeando sin parar por la ausencia
verde de Fidel, estas palabras constituyen la mayor de las esperanzas
para intentar una vez más el rojo futuro del mundo:

’No me puedo clasificar como trotskista, no, pero tengo tendencia,
porque yo respeto mucho el pensamiento de León Trotsky, y cada vez que
lo respeto más lo percibo mucho mejor. La revolución permanente por
ejemplo es una tesis importantísima. Hay que leer, hay que estudiar,
todos, aquí nadie está aprendido’, afirmó el líder del proceso
revolucionario bolivariano.

Así es que el mundo está por comenzar...justo ahora que el voraz
capitalismo quiere deshacerse de él, y lo enferma. Justo ahora está
presto a tomar la única medicina imperecedera: la revolución
socialista”.

Y estoy segura de que también los venezolanos y las venezolanas sabrán
continuar la obra del comandante Chávez y transformar su Revolución en
ininterrumpida, como la necesitaba el Che Guevara, o en permanente, como la deseaba Trotsky.

Este sábado, 9 de marzo del 2013, Roy Chaderton Matos, embajador
venezolano en la OEA, en una entrevista con el periodista y compatriota
Walter Martínez, en su programa “Dossier”, en TeleSur, reafirmó que la
fuerza democrática de la Revolución Bolivariana, se reúne en una fórmula
“trotskista-cristiana”, esta solidaridad y espíritu internacionalista
permanente, que despertó los pueblos de Nuestra América. Otra vez
percibo a Celia alrededor mío, escucho su voz, cuando decía que
Jesucristo fue el primer comunista de la historia.

Por un momento sonrío, mi tristeza se alivia y estoy segura que Celia y
el presidente, ahora, desde el otro mundo nos están observando, están
conspirando juntos, para apoyar a todos y a todas los revolucionarios y
las revolucionarias del planeta.

Así, para concluir… retomo las palabras de Celia… “A unirnos todos
frente a los que creen que es posible arrebatarle al mundo el sueño de
la Venezuela Bolivariana... y en revolución socialista, para que esta
vez el buen Simón Bolívar no tenga que arar en el mar. Y retorne hermoso
y venturoso de Santa Marta a Caracas. Y esta vez para siempre.

Hasta la Victoria

Socialismo o Muerte”.


*columnista de Cubainformación

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: elaine

IDA. COMPAÑERA!!! COMO SIEMPRE ES LINDO LEERTE, QUEREMOS SABER DE TI.

Fecha: 17/03/2013 16:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris