Facebook Twitter Google +1     Admin

Honduras: todas y todos somos Zacate Grande

20100907082441-zac3.jpg

Ida Garberi


“La única Constituyente que merece esta agonizante humanidad... es la Revolución”

Celia Hart Santamaría


“Globalizar la lucha, globalizar la esperanza”, “Por la tierra, por la tierra, estamos en pie de guerra”, “La tierra no se vende, se recupera y se defiende” ... ... estos fueron algunos de los lemas gritados por los y las que participaron el pasado jueves a la acción de solidaridad con Zacate Grande, organizada por el COCOH-Resistencia (Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas), Vía Campesina, CEM-H (Centro de Estudios de la Mujer en Honduras), COFADEH  y Feministas en Resistencia, para demostrar que estas personas valientes de Puerto Grande, que luchan por su tierra, no están solas.
Además, en la jornada asistieron los residentes de la colonia (barrio) Ramón Amaya Amador, que tienen en común con Zacate Grande la lucha por la tierra y la familia del enemigo, Mario Facussé, que es hermano de Miguel, latifundista sin piedad, que se cree dueño de casi toda la península de Fonseca.
Por otra parte, estaban las campesinas de todo Centroamérica, citada en Honduras por Vía Campesina, en un evento dedicado a la mártir de Comayagua, en Honduras, Teresa de Jesús Flores, apartemente al Unión de Trabajadores del Campo, masacrada sin piedad a principio de agosto de 2010, con machete y golpes de armas de fuego.
Fue un día muy emotivo, acompañado por una lluvia constante, lo que nos obligó a desarrollar la actividad bajo techo.
Pero el tiempo no podía detener el entusiasmo de todos estos pobladores del mundo, que se reunieron a demostrar que si Facusse’ aplica su política de dividir a las familias, nosotros, que somos parte de organizaciones que defienden los derechos humanos, buscamos la unidad pacífica, el sustento moral, la fuerza interior para demostrar a los luchadores y luchadoras de la defensa de la tierra de Puerto Grande, que no pueden y no deben rendirse, incluso si el enemigo parece enorme e invencible.
El hecho de que nos venimos de muchos países alrededor del mundo para gritar juntos ... “Con la mujer en la casa, la Reforma agraria se atrasa” debe ser un aliento de fuerza y esperanza.
La energía positiva fluyó de las sonrisas de los y de las presentes; nos entretuvieron con sus artes, las voces, con una carga de amor incalculable, de la cantante Karla Lara, del joven Aldo, con su himno a Zacate Grande y de la actriz Susan Arteaga, haciendo poesía.
Al final, los habitantes nos dieron un almuerzo delicioso a base de pescado y luego entrevisté Alma Verónica Canales, una de las trabajadoras de la tierra, que hace unos 15 días atrás fue amenazada de muerte y de ser violada delante de sus tres hijos, por los sicarios del terrateniente Miguel Facussé”.
Fue muy lindo ver su cara sonriente después de tanto terror, oirla decir que era demasiado feliz y demasiado contenta de nuestra visita, que sobre todo todas las mujeres de Zacate Grande se sintieron acompañadas y apoyadas en la lucha de la tierra, tanto nacional que internacional.
“Hoy hemos creado puentes de solidaridad dentro la lucha, ahora somos más fuerte para seguir resistiendo”, me dijo Verónica.
“Sabemos que a Facusse’ no le gusta que su nombre salga en la prensa, junto con las denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por sus sicarios, y ciertamente tampoco le gustó que hoy estuvieron con nosotros y nosotras las campesinas del Bajo Aguan, amenazadas del mismo oligarca: el viejo dragón es aterrorizado del pensamiento que un ejército de perseguidos puedan elevar sus voces juntas en contra de él”, me dijo Verónica.
“Una actividad como esta aplaca un poco su sed de poder, el viejo dragón trata de mantener una cara honesta, como se fuera un benefactor de las masas campesinas. La unión de los pobres “sin tierra” debe poder acceder al triunfo final, tenemos que poder seguir trabajando la tierra que nos pertenece y siempre nos perteneció desde muchas generaciones”, afirma Verónica.
Después del día decido no volver en el autobús de la Vía Campesina, así subo con la gente de la colonia Ramón Amaya Amador, sin saber que el autobus fue reportado a la policía como sospechoso, con personas extrañas a bordo, en su mayoría extranjeros.
Así, en uno de varios puntos de control durante el regreso a Tegucigalpa, la policía nos detiene, pretende que todos y todas bajamos del autobús, comienzan a registrarnos, a interrogarnos sutilmente.
Quisieran que abriera mi mochila y siguen comprobando mi pasaporte (absolutamente en regla), con la esperanza de encontrar alguna irregularidad, a parte dicen a la dirigente de la colonia, que habían reportado la presencia de extranjeros y extranjeras peligrosos y peligrosas.
Autoridades de Honduras, ¿qué peligro represento para el país?
¿La verdad de mis palabras puede ofender porque denuncia las barbarie y la violencia contra los derechos humanos que perpetra este gobierno títere de la oligarquía?
Afortunadamente, hay muchos compañeros que aprecian lo que hago y hoy mismo recibí esta frase, hermosa, fuerte, que me llegó al corazón:
“Gracias Ida, que de esa fuerza tuya siempre fluya la sabia de la lucha, los torrentes de dignidad,...En los caminos que se bifurcan, nuestra alforja se llena de mariposas, de esos seres que al batir de sus alas desafían la vida y vuelan agitando los vientos, cantos nuevos de libertad!”.

 

 

07/09/2010 02:24 Ida Garberi Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

idagarberi

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris