Facebook Twitter Google +1     Admin

Mariela Castro: hay que cambiar el sistema jurídico, no solo las leyes

20160526031255-marielabandera.jpg

de Ida Garberi*

 

“Los LGBTI estamos secuestrados en una época, donde los conservadores creen que tienen derecho sobre nuestros cuerpos”

Diane Rodriguez

 

Este año se desarrolló en Cuba la 9na Jornada contra la Homofobia y la Transfobia en el mes de mayo, y por segunda vez estaba dedicada a la inclusión en los espacios laborales sin homofobia ni transfobia. El sábado 14 de mayo, la cita para la característica conga contra la Homofobia fue en el habanero parque La Piragua. Empezó a las 12 del día y un sol ardiente acompañó a los participantes quienes continuaron por las calles Malecón y 23, hasta el Pabellón Cuba.

Banderas multicolores matizaron la conga y lemas como “Socialismo sí, Homofobia no” o “Revolución de todos los colores”, fueron coreados por los activistas del movimiento LGTBI y el pueblo que lo acompañaba.

La conga estaba encabezada por las comparsas de la FEU y la jornada de visibilización sirvió también para que muchos participantes condenaran el bloqueo genocida con bandera multicolores que tenían la frase “yo me incluyo, no al bloqueo”, mismas que fueron regaladas al Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de un grupo LGTBI de Miami.

Mariela Castro Espín, directora del CENESEX, habló a un gran número de asistentes en el recinto del Pabellón Cuba convocando a todos a dialogar, a construir espacios laborales que permitan el desarrollo de la dignidad plena, resaltando que los movimientos LGBTI de la región no pueden olvidar la historia, y que para ser libres hay que luchar contra toda forma de discriminación: “Sin soberanía no hay derechos, y mientras existan imperios los pueblos siguen amenazados”, sentenció.

El momento fue propicio, además, para exigir la liberación del independentista puertorriqueño Oscar López Rivera, preso desde hace 34 años en Estados Unidos.

Añadió, además, que esta edición de la jornada está dedicada a las activistas argentinas desaparecidas Diana Sacayán y Lohana Berkins, víctimas de discriminación por motivos de género. Agradeció también la presencia de activistas de Puerto Rico, Argentina y Uruguay y subrayó la necesidad de que las fuerzas de izquierda aúnen esfuerzos en aras de la integración social de todas las personas, lo cual resulta "una lucha común".

Enfatizó que en la Mayor de las Antillas existe una voluntad política explícita del Partido Comunista de Cuba (PCC) que “próximamente será expresada en los cambios legislativos y en las nuevas leyes que están trabajándose”, acotó.

Comentó que el PCC en su reciente Congreso impulsó la comprensión de las categorías orientación sexual e identidad de género diversas, lo que será sin lugar a dudas relevante para avanzar en materia legislativa más allá de la inclusión del principio de igualdad y no discriminación en el Código de Trabajo.

Cubainformación tuvo la posibilidad de preguntar directamente a Mariela Castro su punto de vista respecto al hecho de que inclusive en Italia, un país con un gobierno que no fue elegido por el pueblo (recuerda la situación actual del Brasil), que está destruyendo las conquistas de la izquierda de muchas décadas y se hace llamar progresista, se aprobó (con mucha hipocresía y mucha trabas) el matrimonio igualitario y todavía en Cuba no.

“En Cuba estamos ganando una pelea mucho más profunda, los pasos que se están dando en el Partido Comunista están en la vanguardia, impulsando a los derechos de la población LGTBI. Aumentó el consenso en el Partido y consiguientemente en la Asamblea para que, cuando se presenten leyes que tienen que ver principalmente con la IGUALDAD de oportunidades para la parejas del mismo sexo respecto a la pareja heterosexual, puedan ser aceptadas. Creo que hay que luchar no solo por la ley, sino también por el sistema jurídico, es un tema más complejo y más integral, con un fuerte trabajo de base con la población. En muchos países han obtenido la ley del matrimonio igualitario pero se sigue asesinando a las parejas gay, a personas trans. Sin embargo, aquí la política logró un respeto por la población LGTBI. Entonces la meta no es solo el matrimonio, sino la igualdad de derechos y oportunidades y la no discriminación real”.

La segunda pregunta fue sobre el hecho que era el segundo año en el que la jornada se dedicaba a la integración laboral de la comunidad LGTBI, ¿entonces las cosas no proceden bien?

“Al contrario, la Central de los Trabajadores de Cuba (CTC) está siendo una aliada fundamental, además su secretario, Ulises Guilarte, quedó miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, hecho que nos da más fortaleza. La CTC nos facilita la participación del CENESEX en los seminarios de capacitación de los dirigentes sindicales de base y de todos los niveles. Encontramos además en el sindicato apoyo importante cuando enviamos algún tipo de inquietud respecto ad algunas personas cuyos derechos laborables están siendo vulnerados por algún tipo de prejudicios por orientación sexual o identidad de género. Es mucho más integral, más profundo, nuestra propuesta de inserción propone un cambio en todo el sistema jurídico, que implica reformar las conciencias de las personas, no solo las leyes.”

*corresponsal en Cuba de Cubainformación   

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris